La Estación

El recorrido del tren incluye un precioso pasaje entre montañas, un puente y un túnel. Cualquier pasajero disfrutaría del viaje.

En cuanto a la estación, es lo que más tiempo me ha llevado diseñar y construir, y es mi mayor orgullo. De estilo modernista, con un reloj enorme colgado en el centro. Yo mismo lo puse ahí.

La estación está acabada, la vía también. Toda la instalación está preparada. Siento nervios.

Todo el personal en su sitio. Ellos también forman parte de mí. Hasta los pasajeros. Yo los he puesto ahí.

Me retiro un segundo para las últimas comprobaciones. Control. Todo ha de estar en orden. Todo colocado.

La visión de conjunto es terriblemente satisfactoria. Le he dado forma a todo. Lo he creado de la nada, y me siento enamorado de cada detalle.

¡Vamos allá! Los nervios, la ilusión…

En la soledad del cuarto, y con una sonrisa en la cara imposible de remediar, pulso la palanquita correspondiente, y la pequeña máquina eléctrica comienza a deslizarse. Atraviesa la maqueta entera tal y como estaba planeado.

Una maravilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s