Respirar… y Confiar

¡Qué grande es, qué fuerte!

Yo aquí, tan pequeño, tan débil, tan pobre…

Sí, me siento pequeño a su lado. ¿Cómo lo ha conseguido? ¿Cómo ha crecido tanto?

Con lo pequeño que soy… jamás seré tan grande, jamás seré tan fuerte, ni tendré tanta fuerza, ni tantas hojas, ni tanta capacidad de tomar energía.

Y todos esos animales que corren por su tronco, qué agradables deben de ser para él. A mí podrían matarme de un mordisco.

Aún sigues creciendo, ¿no te cansas?

Eso también puedo hacerlo yo, crecer. Hasta ahora lo he hecho bien.

Tomar agua, luz, tierra… y respirar.

Es lo único. Lo único que hacemos las plantas…

Pero… Puedo hacerlo mejor.

¿Puedo ser un árbol?… No sé…

Pero puedo crecer,  puedo crecer cada día.

Puedo hacerlo mejor. Tomar mejor agua, tomar mejor luz, y tomar mejor tierra.

Respirar…

Y confiar…

Confiar que la semilla que fue a caer aquí me aportó todo lo que necesitaba. Sea lo que sea.

Todo está en mí.

Respirar…

Y confiar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s