El hombre de las gafas rosas

 

–     Había una vez un hombre con un paraguas y unas gafas rosas

–     ¿Qué?

–     Nada

–     Ah…

 

–     Luego hubo un gato negro que se subía a los paraguas cuando llovía.

–     ¿Qué?

–     Nada

–     …

 

 

–     Y un día que llovía, se le volaron a un niño las fichas de deberes por la ventana.

–     ¿Y quién se las recogió?

–     El gato las vio desde los paraguas donde se subía. Y el hombre las vio a través de sus gafas rosas…

–     Ya… pero alguno de los dos las recogió, ¿no? Para devolvérselas al niño…

–     Estarían mojadas…

–     Da igual, seguro que las recogió el gato subido encima del paraguas del hombre de las gafas rosas.

–     Pues no lo sé.

–     ¿No lo sabes? ¡Pero si has empezado tú la historia, papá!

–     ¿Y qué?

–     Que tendrás que acabarla.

 

El timbre

 

–     Abre tú.

El niño abre la puerta y se encuentra a un hombre con gafas rosas y con un paraguas en la mano. Al lado hay un gato negro con una hoja de deberes empapada en la boca.

“Disculpe, ¿se le ha perdido eso?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s